martes, 8 de diciembre de 2009

Preguntas frecuentes (FAQ) - Para los que les gusta el chisme

Amigas y amigos lectores (incluso quienes no son mis amig@s y jamás lo serían voluntariamente, esto también va para ustedes):


Durante ayer y hoy he estado recibiendo infinidad de mensajes tanto de mis conocidos y amigos como de personas con las que aun no tengo el gusto de interactuar, pero en general todos esos mensajes con un denominador común: la abrumadora mayoría son para preguntarme X o Y cosa con respecto al episodio de mi salida de SDP Noticias, otrora conocido como El Sendero del Peje. A pesar de que ya he explicado en este post cómo estuvo la cosa, y en este otro publiqué la carta de despedida que envié a mis compañeros columnistas, veo que en Internet, sobre todo en Twitter que es donde con más frecuencia me estoy expresando por el momento, hay quienes insisten en amarrarme navajas con mis ex compañeros de la web, como si hubiesen esperado que mi salida se diera en medio de un vodevil, con escarnio público, con gritos y sombrerazos y con insultos y humillaciones de ambas partes. Si esa era la expectativa, lamento informarles que se les cebó. Pero como dicen que quien siembra una duda ya con eso logró a medias su objetivo, quiero aquí aclarar algunos aspectos sobre los que me siguen preguntando, para que, ahora sí, no quede lugar a duda alguna:
Preguntas frecuentes
Todo lo que quisiste saber del Renegado Legítimo... pero te daba hueva preguntar

1) ¿De dónde salió "Renegado Legítimo"?

Si se refieren al origen del seudónimo, éste nació en febrero de 2008, cuando comenzaba a configurarse el proyecto que significaría la transición de El Sendero del Peje como blog a un medio de comunicación en forma. Yo llevaba ya un buen rato colaborando, si bien de manera esporádica, con el Sendero, a invitación de Víctor Hernández, su creador. Colaboraba con mi nick de Blogger, que entonces era otro. Un buen día Víctor me pide pensar en algún seudónimo más profesional, digamos, y después de pensarlo algunos días opté por este nombre de pluma.

2) Sí, pero, ¿por qué precisamente Renegado Legítimo? ¿Cómo lo elegiste?

Oh, que la canción... ¡lo elegí por cansancio, chingao! Porque se me secó el cerebro piense y piense algún seudónimo que no sonara mamila o aputonado... y como no hallé ninguno, elegí éste. ¿Satisfechos?

3) Tú empezaste en el Sendero del Peje. ¿Cómo descubriste el Sendero?

Para empezar, mis inicios en esto de la blogósfera se remontan a agosto de 2006, varios meses antes de que comenzara a colaborar formalmente en el Sendero. En aquel entonces no tenía un blog como tal, pero simultáneamente descubrí dos: uno, el Sendero, el cual desde la noche misma del 2 de julio me mantuvo pegado a la PC viendo paso a paso las evidencias del fraude con las "sábanas" electorales. El otro, un pinchurriento y triste blog, hoy ya cerrado por su autor, cuyo leit motiv fue siempre ser el "espejo bizarro" del Sendero del Peje. Se llamaba algo así como el Sendero De a Deveras o una mamada similar, y su administrador era un puberto de ésos que se creen darketos o vampiros o emos o no se qué; que presumen de ser geeks y nerds, y su mecánica era copiar y pegar TODAS las notas del Sendero del Peje y luego “comentarlas” (entiéndase: vomitar insultos al por mayor, siempre en la tónica de los ataques personales contra Víctor o quien se ostentara como autor de las mismas). En ambos blogs participaba esporádicamente publicando comentarios a sus notas.
4) Y luego, ¿cómo empezaste a escribir? ¿Te invitaron al Sendero en cuanto vieron tus chingonsísimos textos, tu indudable olfato periodístico y tu inteligencia para el análisis político?
Por increíble que parezca, no. Hubo de pasar bastante tiempo antes de que Víctor Hernández supiera de mi existencia y apreciara mis naturales talentos. Pero me cae bien, es buena gente el muchacho.
5) ¿Es verdad que tuviste un blog antes de llegar al Sendero?
Sí, era también un blog de Blogger y se llamaba Ciudad Fecal. Actualmente está cerrado, y así va a quedarse, pero mantengo el dominio reservado porque para mí tiene un valor sentimental. Muchas de las mayores putizas (figurativamente) que he propinado a los panazis, tuvieron lugar en ese blog.
6) No mames (sic) ese blog está cerrado, ¿ya no vas a abrirlo?
Favor de leer atentamente la respuesta anterior.
7) ¿Por qué cerrastes (sic) Ciudad Fecal? 
NOTA: ésta es hasta el momento la pregunta MÁS frecuente de las “Preguntas frecuentes”
Ciudad Fecal fue un blog que quise mucho porque fue el que me abrió las puertas del Sendero del Peje. En ese blog publiqué mis primeros textos, que más tarde evolucionarían a columnas, o algo parecido. Algunos de mis desvaríos que considero mejor logrados, y que coincidentemente fueron los primeros que comenzaron a llamar la atención de un público cada vez más amplio, los di a conocer ahí. Fue un blog que empezó de cero, y que a lo largo de muchos meses fue ganando poco a poco adeptos y también, por supuesto, detractores.
En especial estos últimos llegaron a ser una consistente comezón en los huevos. Un buen día cayeron por el blog un grupito de psicópatas que se dedicaron enteramente a trolear, insultar, difamar y amenazar, no sólo a mí como autor y administrador del blog, sino a familiares míos, cuyos datos obtuvieron no por una “demoledora” labor de “inteligencia” o “ingeniería social”, sino porque simple y sencillamente en aquel entonces yo tenía totalmente desprotegida mi identidad en Internet (lo sé, merezco pamba por eso).
Por supuesto, no encontraron “la otra mejilla” de mi parte, y quienes conocieron ese blog saben que en él, como en otros blogs de mis compañeros de la resistencia, se escenificaron memorables “ventaneos” y “zapatizas” a las otrora “vacas sagradas” del panazismo cibernético mexicano. Fueron desenmascarados al menos tres de los panistas que con más frecuencia atacaban al movimiento democrático y a sus seguidores.
Lo malo de eso fue que Ciudad Fecal derivó en un “Ventaneando” de mal gusto (bueno, de PEOR gusto) en donde ya al final la mayoría de los post estaban enfocados y dedicados a esos seres grotescos que se la vivían atacándonos, así que algunos lectores comenzaron a protestar. Se perdió el sentido original del blog, se dejaron de lado las notas informativas, de chacota, y se cayó en la agresividad, sin chiste y sin justificación tratándose de este lado del espectro político. Yo mismo llegué a cuestionarme si era ESO lo que había querido lograr cuando inicié con el blog.
Así las cosas, justo por esos meses Víctor Hernández me invitó de manera formal a integrar la plantilla de colaboradores del Sendero del Peje (todavía blog), así que, viendo que no sólo se me ofrecía una excelente oportunidad de llegar a un numeroso público, sino que además el proyecto original del Sendero era justo lo que andaba buscando, acepté.
8) ¿Y ya no vas a abrir Ciudad Fecal?
Con una chingada, NO. Aunque les de hueva, LEAN la respuesta a la pregunta anterior.
9) ¿Estuviste de acuerdo con el cambio del Sendero del Peje a SDP Noticias?
El cambio se fue dando por etapas. Estábamos muy a gusto en el blog El Sendero del Peje y un buen día supimos que dejaríamos de ser blog para ser un portal de noticias. Sinceramente, en aquel momento estuve incluso entusiasmado, porque además el argumento me parecía válido: era necesario ampliar nuestra audiencia y para ello sacrificar un poco de la clandestinidad de que gozábamos y de la que nos enorgullecíamos. No me pareció una mala idea.
10) ¿Estuviste de acuerdo con la llegada de Federico Arreola al Sendero?
Sí. No solo de acuerdo, me parecía, debo decirlo con todas sus letras, un golpe maestro de suerte (lo sé, van a pedirme “que le baje dos rayitas”). El hecho es que por aquel entonces yo conocía poco del trabajo y el perfil de Arreola. Viví en Monterrey de 2001 a 2004 y me tocó leer la mejor época de Milenio Diario, entonces dirigido por él. Lo consideré, y aun hoy, un buen periodista y un hombre muy astuto para los negocios.
11) ¿Conociste personalmente a Arreola?
Sí, lo vi en persona tres veces, y hablé con él por teléfono en una ocasión.
La primera reunión con Federico fue en un departamento de Polanco; asistimos Víctor, Esteban Gutiérrez (webmaster de SDP Noticias), El Bote, y yo. Estaba por arrancar el proyecto de SDP impreso, también los Noticieros SDP (aunque El Bote ya tenía un buen rato con su Tiradero y haciendo valiosa labor informativa por su cuenta). En esa primera reunión básicamente nos presentamos, y Arreola nos platicó un poco de su visión sobre lo que quería hacer con el Sendero.
La segunda vez que vi a Arreola fue ya en las oficinas del SDP, en aquel entonces ubicadas en la colonia Narvarte. En aquella ocasión, Federico echó la casa por la ventana para reunir a todo el equipo: columnistas, redactores, diseñadores gráficos, administrativos, todos estuvimos presentes para, con mucho entusiasmo, “dar a luz” esa nueva etapa.
La tercera reunión con Arreola fue para anunciarnos que por estrategia comercial dejaría de salir la versión impresa de SDP.
Y la vez que “hablé” con Arreola por teléfono fue por una confusión: en realidad él quería hablar con Morfo, pero al parecer su secretaria lo comunicó equivocadamente a mi celular. ¡Juar!
Esas fueron las únicas veces que vi o hablé en persona con Federico Arreola, quien por lo demás me pregunto si aun recuerda ya no mi nombre, sino tan siquiera mi cara. Lo dudo. De hecho, sin que esto sea en ánimo peyorativo o de reclamo alguno, nunca percibí en él alguna señal de relación jefe-empleado, ya no digamos compañerismo y mucho menos amistad. Más bien fue una relación estrictamente de proyecto, fría y distante, y hoy inexistente.
12) ¿Te pagaron durante el tiempo que estuviste colaborando en el Sendero?
Durante su primera etapa como blog alternativo, no recibí paga alguna. No era un negocio y por lo tanto no había de dónde pagarle a nadie. Los que colaborábamos lo hacíamos por convicción 100%
13) ¿Te pagaron por colaborar en SDP?
Ahí sí. Durante casi toda mi participación en el proyecto, recibí íntegro el pago que me ofrecieron por escribir una columna diaria de lunes a viernes (días en que salía el impreso). Del 15 de mayo de 2008 al 15 de junio de 2009 cobré lo acordado. A veces, debo decirlo, con retraso, pero a mí al menos, no me quedaron a deber nada de lo ofrecido.
14) ¿Cuánto te pagaban por escribir?
Esa pregunta tiene relación con información financiera y comercial del SDP que yo no estoy autorizado a proporcionar.
15) ¿Fuiste censurado alguna vez en SDP?
Con relativa frecuencia Víctor Hernández me escribía por correo electrónico, o de plano me llamaba a mi celular, para decirme que la había “regado” en tal o cual columna, fundamentalmente porque siempre me costó trabajo evitar las mentadas de madre y los insultos gratuitos, que en no pocas ocasiones, de acuerdo con su criterio, nos ponían “de pechito” para ser blanco de demandas judiciales. En esas ocasiones Víctor me pedía atentamente “decir las cosas con inteligencia, con estrategia”, lo cual admito que no me sale muy bien que digamos. Eso sí, como lo dije en la carta de despedida, si alguien intercedió siempre por mí al interior de SDP fue el propio Víctor, quien se desesperaba conmigo porque me decía que “escribes muy bien, pero te gana el hígado, chingadamadre
Como resultado de lo anterior, más que censurarme, yo creo que me autocensuré, en varias ocasiones. Censura como tal sólo la sufrí en una columna: Putas Milenarias. Esa sí de plano Víctor la “bajó” de la página, no sin antes avisarme por correo de su decisión.
16) ¿Estuviste siempre de acuerdo con la línea editorial que seguía SDP?
No.
17) ¿Por qué seguías en él si no te gustaba? ¿Era por el dinero?
No. Dejé de freelancear dos que tres proyectos que hubieran podido redituarme lo mismo o más que ganaba en SDP, pero me hubieran impedido escribir columna diaria. Estaba en SDP por dos cosas: al comienzo y mediados del proyecto, por convicción. Al final, porque me resistía a darme por vencido y dejar algo en lo que yo había creído desde que entré. Y porque pensaba que no podía darle el gusto a los panistas que desde que llegué a SDP, se la pasaron pidiendo mi salida del mismo.
18) ¿Por qué te corrieron de SDP?
Porque Federico Arreola consideró que mis asuntos personales, específicamente un añejo pleito con personas que no simpatizan con el movimiento, resultaban incompatibles con mi permanencia en el proyecto. Estoy de acuerdo con eso.
19) ¿Cómo te enteraste de tu despido?
El sábado 28 de noviembre, al querer entrar a mi cuenta de usuario para publicar una columna (precisamente El NAZIonal más reciente), me di cuenta que mi acceso había sido cerrado. Es decir, mi contraseña no “jalaba”. La habían dado de baja.
Casi al mismo tiempo vi que mi seudónimo había sido borrado del listado de columnistas, y por lo tanto mis “columnas anteriores” desaparecieron de SDP.
20) ¿Qué hiciste entonces? ¿No sentiste feo?
Mentiría si dijera que no. Claro que me sentí mal, aunque al principio quise creer que era un error de la página, razón por la cual intenté contactar al webmaster por chat, sin obtener respuesta. Finalmente fue Víctor quien me confirmó la noticia de mi bloqueo, aunque lo hizo sólo después de habérselo preguntado directamente.
21) ¿Sigues sintiendo feo?
No, a más de una semana, ya no. De algún modo esperaba que sucedería tarde o temprano, aunque si me “dio p’abajo” en un principio que tuviera que enterarme por mi cuenta.
22) ¿Es cierto que Arreola no te notificó nunca de tu despido?
Cierto. Nunca lo hizo, porque no le correspondía. Le correspondía a Víctor, como director editorial.
23) ¿Es verdad que eres pendenciero en tu vida personal, como lo dijo Arreola en Twitter?
Mi vida personal, como lo dije YO en Twitter en un mensaje para Federico Arreola, es justamente eso, personal. Privada, pues. Federico Arreola así lo entiende, según lo expresó también en Twitter poco después.
22) ¿Entonces no eres el “mártir” de la libertad de expresión?
Con todo respeto, favor de no mamar. ¿Quién dijo eso? Lejos, muy lejos estoy de ser un mártir, o de creerme uno. Estoy fuera de SDP por una decisión ajena a mí, es cierto. Pero que comparto plenamente. Mi perfil NO es el más adecuado para embonar en el proyecto, ni para ellos ni para mí.
23) ¿Volverías a trabajar en SDP?
No existe absolutamente ninguna posibilidad.
24) ¿Volverías a trabajar con tus ex compañeros?
¿Por qué no? Pero no en SDP, no concebido como un proyecto comercial, no bajo la batuta de Federico Arreola. A quien tampoco creo que le interese mucho, ¿verdad?
25) ¿Con tus compañeros tuviste algún problema?
Ninguno. Antes de mi salida algunos me expresaron su respaldo absoluto e incondicional, incluso antes de saber cuáles de “mis asuntos personales” me pusieron fuera de SDP. Cuando hice oficial mi salida a través de la carta a mis compañeros, varios más tuvieron palabras muy generosas conmigo, ofreciéndome incluso colaborar en otros espacios. A todos ellos les tengo infinito aprecio y agradecimiento, incluso a los que el día de hoy no han vuelto a dirigirme la palabra.
27) ¿Qué harás ahora? ¿Te retiras?
¡Eso quisieran algunos!
No dudo que pensé en hacerlo, pero la generosa y cálida respuesta de mis amigos me convenció de lo contrario. Víctor me mandó un amable correo deseándome suerte y sugiriéndome que no dejara de escribir… que no “les diera el gusto” a algunos. Eso, y los apapachos tuiteros de amigos y conocidos, me hicieron pensar que no sería mala idea revivir este blog, que había tenido muy abandonado, y mantener la comunicación por Twitter. Eso pienso hacer. Si alguien pensaba que había “terminado” con este tecleador, pues me temo que tendrá que esperar otro ratito.

Reacciones:

5 comentarios:

Que mal que estás fuera del trabajo ($) pero que bueno que no estás atado a un ambiente. Ojalá puedas armar algo con mejores alternativas al nauseabundo SDP. Este último ya no soporto ni leo aunque fui empedernido lector del Sendero...

Saludos

Que bien, seguiras escribiendo y eso ya debe estar causando ardor a los panazis prietos. Por otro lado, me parece que es muy bueno que se reactive un blog de la Resistencia esperando que llegue a los niveles de popularidad del otrora "sendero del peje". El SDP es buena opción, pero siempre es necesario una mentada de madre para los panistas que no merecen NINGUN respeto.

Saludos Renegado y aqui andaremos leyendo.

Nomames Renegado, tu columna era lo primero -y a veces lo único- que leía en SDPnoticias, pues las del Víctor ya estaban muy light y las del resto nunca me gustaron, aunque estuviera de acuerdo con su espíritu. Además, fuera del desmadre y las mentadas (que -aclaro- me parecían bien), tu opinión siempre me pareció la más lúcida. Así las cosas, no dejes de anunciar al bandón si decides colaborar en un espacio aparte de tu blog. Vientos, aquí te seguimos leyendo. Saludos.

Me da gusto volver a leerte, bien por tí y por los que te seguiremos donde te encuentres. Dices bien al referirte al SDP cuando dices que ya no cabías por tus incicivos análisis ó agresivas comparaciones, pero es muy normal, las personas cuando crecen deben buscar nuevos espacios y el SDP bajo la dirección de Arreola te quedaba ya chico. Recibe un abrazo fraternal de otro renegado.

Si en un momento decides emprender un proyecto tal y como lo fue "El sendero del Peje" cuenta conmigo, no lo olvides renegado y estamos en contacto.