lunes, 7 de diciembre de 2009

Se cierra un círculo...

Amig@s, como lo anuncié anoche en Twitter (www.twitter.com/RenegadoL), he dejado de colaborar en SDP Noticias, la página que en sus inicios fuera conocida como El Sendero del Peje.

Agradezco mucho los comentarios que amablemente me han hecho llegar expresando su apoyo, y deseándome suerte. Por correo, por chat, via Twitter, mis compañeros del Sendero y muchos lectores han tenido palabras generosas para este (ni tan) humilde tecleador. Tanta bondad, créanme muchachos, me abruma. Trataré en la medida de lo posible de corresponder a ella, aunque de antemano les digo: les voy a quedar a deber.

Asimismo, a raíz del anuncio, han estado apareciendo una serie de comentarios en Internet, no necesariamente ciertos. Las especulaciones en este caso, para no variar, están a la orden del día. A reserva de que un poco más tarde publique algo así como un "F.A.Q." (Preguntas Frecuentes, Frecuently Asked Questions) sobre mi salida de SDP, lo que me parece importante destacar de todo esto son tres cosas:

1) Mi salida, es necesario decirlo, no fue una decisión voluntaria.

2) No obstante que no fui consultado al respecto (no fui siquiera informado, más bien), esta es una decisión que asumo y, más importante aún, que comparto plenamente. Me parece que ha sido lo mejor para todos, comenzando por mi mismo. ¿Que por qué afirmo eso? Estoy convencido que uno debe estar no sólo en el lugar que lo requieran, sino donde se sienta más a gusto. Cuando alguna de estas dos condiciones no se cumple, es momento de buscar otros horizontes. En mi caso, ninguna de las dos se cumplía ya, por lo que permanecer en el proyecto resultaba una incongruencia para ambas partes.

3) Aclaro que, a despecho de lo que se ha dicho por ahi, mi relación con Víctor Hernández, fundador de El Sendero y del Peje y hoy director editorial de SDP Noticias, queda en excelentes términos. Como lo menciono en la carta de despedida que envié a mis compañeros del equipo, Víctor en innumerables ocasiones me llamó la atención porque consideraba que mis columnas eran demasiado... ¿agresivas? ¿incendiarias? En todo caso, porque me decía que me ganaba la bilis al momento de escribir y que había que hacer las cosas con estrategia y no a lo pendejo. Pero, como también lo digo en esa carta, si alguien intercedió siempre por este tecleador, si alguien defendió hasta lo último mi permanencia en SDP, fue el propio Víctor, que en no pocas ocasiones seguramente se vio entre dos fuegos: mi temperamento atrabancado, mientamadres, por una parte, y las voces, al interior del propio SDP, que le reclamaban por los "problemas" que ocasionaba mi pluma ligera. Víctor me envió anoche un mensaje sugiriéndome que no deje de escribir y refiriéndose muy amablemente al trabajo que realicé en el Sendero durante casi 3 años. Así que, tanto los panazis que claman sangre como algunos de este lado que quieren aprovechar este asunto para llevar agua a su molino de resentimiento contra el Sendero, lean bien: no hubo pleito con Víctor Hernández.

Agradezco los ofrecimientos sinceros de dos de mis compañeros para continuar publicando en sus respectivos espacios, posiblemente les esté dando lata en un futuro próximo. No pretendo dejar de escribir, en primera porque es lo que mejor me sale, mi manera de expresarme y de resistir; en segunda, porque gracias a ello he conocido gente muy chida de entre mis pocos o muchos lectores; y por último, porque cuando un círculo se cierra, se abren otros, pero siempre dentro de esta lucha apasionante del lado renegado.

Un abrazo a todos.

Reacciones:

1 comentarios:

es todo renegado llegitimo estaremos pendientes a tus notas y suerte y exito en el nuevo ciclo
viva la resistencia