domingo, 11 de mayo de 2014

Carlos Slim le arrebata la final de futbol a Televisa... y a EPN

Sin duda ha causado revuelo la definición de la final del futbol mexicano, pues luego de saberse que ésta se disputará entre el León (que aspira al bicampeonato) y el Pachuca, los comentarios sobre la "final Slim" no se han hecho esperar.

Y es que con la eliminación del Toluca se esfumó la última posibilidad de que Televisa transmitiera por lo menos uno de los dos partidos de la final de la Liga Bancomer. Usuarios de Twitter y Facebook festejan en las redes sociales el hecho de que la empresa de Emilio Azcárraga haya quedado fuera del pastel publicitario que representa la transmisión de ambos encuentros.

Con frases como "La final es territorio Telcel", los cibernautas hacen alusión a la omnipresencia de Carlos Slim, propietario del León y en menor medida del Pachuca, en la final de futbol, y se burlan de Emilio Azcárraga, presidente de Televisa, quien a decir de los tuiteros "ya no podrá exhibirse sin camiseta en una final".

Sin duda es algo para anotar el hecho de que todo el poderío económico y político de Televisa no haya sido suficiente para evitar esta debacle económica para la televisora. Es un secreto a voces que la empresa de San Ángel siempre ha -¿había?- actuado sin cortapisas en el futbol mexicano, donde se ha hecho lo que ha querido. Y en esta ocasión no pudo. ¿Pesó más la enorme fortuna de Slim que la también colosal, pero menor, de Azcárraga?

Sin embargo, algo que casi nadie ha notado es que el reto de Slim es doble, no sólo contra Televisa. Al dejar fuera al Toluca, está "enseñando a respetar" a otro poder fáctico: el Grupo Atlacomulco, que tiene sólidos nexos e intereses en el Club Toluca... y en Los Pinos.

¿Acaso nadie se acuerda que a finales de la década de los 90, cuando el Toluca fue campeón en varios torneos, en el palco de la Bombonera no sólo se daban cita Rafael Lebrija sino destacados políticos mexiquenses como Emilio Chuayffett o Arturo Montiel? ¿Ya no recuerdan que ese mismo Toluca del Grupo Atlacomulco "enseñó a respetar" incluso al propio presidente Ernesto Zedillo, el Primer Necaxista del país?

Pues bien, ese mismo Toluca de Atlacomulco hoy dobla las manitas para ceder el paso al León-Pachuca, en una final Slim vs Slim que promete tal vez pocas emociones futbolísticas, pero que afortunadamente nos librará de soportar los gritos histéricos de merolicos televisivos como el Perro Bermúdez, Javier Alarcón y otros. Algo sin duda para agradecer.


Reacciones:

1 comentarios:

Como soy una amante del futbol me gusta asaber que canal da cara partido y trato de verlos todos. Por supuesto que el mundial tengo muchas ganas de verlo, pero como me entere que próximamente se va a jugar en Cancun un Boca River, me dan ganas de buscar vuelos a cancun