jueves, 18 de marzo de 2010

Empeñado en destruirnos

La foto en primera plana de La Jornada de este miércoles 17 de marzo es elocuente: un Felipe Calderón aturdido, agobiado, rebasadas sus de por sí limitadas capacidades por una realidad que terminó por estallarle en la cara. Tres años de usurpación, y lo que tenemos hoy es un país en vías de extinción, un Estado fallido que no garantiza ya la seguridad mínima para sus ciudadanos, y una caricatura de "gobierno" que a su ilegitimidad de origen agrega una ineptitud rayana en la imbecilidad. Pero ¿de verdad es ajeno Fecal a toda esta destrucción?

Hoy, los panistas más fanáticos la tienen cada vez más difícil para defender a la administración calderonista, porque esa pandilla criminal que está al frente del gobierno se empeña en demostrarle al mundo que si se lo proponen, pueden destruir un país entero. Más que como supuesto jefe de Estado, Fecal actúa como líder de facción en guerra con bandas rivales, sólo que en su mente calenturienta pareciera que sus enemigos somos todos los mexicanos. Sólo como resultado de un odio enfermizo se entiende la lógica de toda la cadena de agravios que ha cometido Calderón contra el pueblo de México. Desde todos los frentes lanza el espurio su ofensiva contra el pueblo que lo repudia. Moderno Nerón al que poco le importa ver arder su patria, si con eso ha de cobrar venganza por los "agravios" recibidos. Desquiciado capitán que al grito de "si me hundo yo, nos hundimos todos", echa a pique su propio barco, como si ofreciera un macabro sacrificio a los dioses de la mezquindad y el rencor.

El guión es impecable, su cumplimiento se ha dado al pie de la letra. Calderón ha sido el diligente administrador del patio trasero, que hoy con el pretexto de los funcionarios consulares de EU ejecutados en Ciudad Juárez, se dispone a abrir sus puertas de par en par para recibir al "patrón", al que manda, para que venga a poner orden en este desmadre que el caporal no ha sido capaz de frenar. Felipe Capataz que ve acercarse poco a poco el que -¿quién sabe?- podría ser su más íntimo sueño: ser el último "presidente" de México y el primer gobernador del "estado asociado" con el que los halcones de ambos lados de la frontera sueñan desde hace décadas.

Ya lo advirtió el gerente del fideicomiso de liquidación de lo que queda de México: preparémonos, porque viene lo peor. Cuando un perturbado mental dice eso, más vale creerle. Porque es capaz de todo con tal de demostrarnos que tiene razón.

Comentarios: renegadolegitimo@gmail.com

Sígueme en Twitter: http://www.twitter.com/RenegadoL

Blog: http://renegadolegitimo.blogspot.com

Reacciones:

0 comentarios: