viernes, 27 de abril de 2012

Luis González de Alba, el odio andrógino

Estoy en absoluto desacuerdo con quienes, instalados en la homofobia más decadente y trasnochada, critican a Peña Nieto por la presunta relación homosexual que habría sostenido con un profesor del Estado de México, y que hace apenas unos días comenzó a ventilarse en redes sociales. No me parece que la preferencia sexual de nadie sea un argumento para descalificar no ya a un candidato, sino a cualquier ser humano. En todo caso lo criticable del asunto que ha salido a la luz es la presunta agresión ordenada por EPN para "acallar" al quejoso, crimen que desde luego debería investigarse.

Lo anterior viene a cuento porque así como deploro que se utilicen las preferencias sexuales de otros para atacarlos, también repudio que haya quienes, desde la falsa trinchera de la "diversidad sexual" se comporten de manera aún más radical, excluyente y discriminatoria, y todavía pretendan que los demás acepten sin chistar su comportamiento agresivo. Vamos, actúan de manera similar a los judíos sionistas, quienes cometen toda clase de atropellos y carnicerías contra el pueblo palestino, pero que en cuanto alguien les reclama su proceder delictivo, reaccionan virulentamente, rasgándose las vestiduras y acusando de "antisemitismo" a todos aquellos que los cuestionan. El gustado rol de las eternas víctimas, de quienes les gusta hacer, pero no que les hagan.


En la columna que periódicamente publica en el diario Milenio, el escritor Luis González de Alba arremete contra Andrés Manuel López Obrador, utilizando para ello los mismos argumentos idiotas que la derecha ha venido esgrimiendo desde los tiempos del desafuero (2005), y que lo único que evidencian es el desprecio absoluto por el debate civilizado, y el amor por el madrazo descontonero; el "calumnia, que algo queda", en esta ocasión con el aval y el prestigio de González de Alba, otrora intelectual de izquierda y hoy, eximia momia conservadora.

Los "argumentos" de Luis González de Alba para promover el voto ANTI.-Peje se resumen así:

1. "¡Bejarano!"
2. "¡Ponce!"
3. "¡Segundos pisos!"
4. "¡Ex-priìsta!"
5. "¡Bejarano!"

...y asì hasta la náusea.

Alguna vez, escribiendo para el desaparecido Sendero del Peje, publiqué un artículo cuestionando a González de Alba por su postura hipócrita de exigir respeto y tolerancia, cuando él mismo es el ejemplo más acabado del fundamentalista cínico que no debate, ataca:; que no dialoga, avasalla; que no respeta, insulta; y que no tolera, sino que discrimina. "Fundamentalista arcoiris", lo llamé. Por supuesto, eso bastó para que González de Alba, cual señora rica ofendida, clamara al cielo que lo estaba "atacando" por ser gay, y me llamara "homofóbico", que para los fundamentalistas rosas es un mantra equivalente al "antisemita" que los judíos le endilgan a todos sus enemigos.

No, yo no "ataco" a Luis González de Alba por ser homosexual. A mí personalmente me vale gorro si se la come doblada o erguida. No me interesa si Luis González de Alba votará por Peña Nieto porque siente que se le hace agua el culo cada que lo ve en los miles de espectaculares por todo el país. Me importa poco si González de Alba está ardido con AMLO porque éste nunca lo peló, ni cuando fue jefe de gobierno del DF ni después. Me vale madre, en suma, si el odio y el resentimiento de González de Alba hacia la izquierda pejista es una cuestión de estrógenos y otras hormonas, o de simple bilis.

Lo que sí cuestiono y sí critico de González de Alba es que siga vendiéndose como la "vaca sagrada" del 68, cuando su "importante contribución" al movimiento estudiantil fue ser tan pendejo para dejarse atrapar y pasar unos meses entambado, y posteriormente lucrar el resto de su vida con ese episodio.

Lo que critico de Luis González de Alba es su papel de eterno vividor de glorias e ideales pasados, ideales que por cierto traicionó cuando se vendió a la derecha, sin tener los huevos (nada tiene que ver aquí la homosexualidad) de asumirlo, sino por el contrario, siguiendo disfrazado, travestido, de izquierdista progre.

Lo que repudio de Luis González de Alba no es si le gusta bajarse por los chescos o ponerse en cuatro; sino que insista en seguirse presentando como lo que no es: un intelectual de izquierda, pensante, cuando en realidad es una cotorra gruñona y ardida a quien cada vez menos le creen sus parloteos.

Reacciones:

9 comentarios:

tu blog es un asco pedazo de indio asqueroso y prieto hijo de puta malcojida,maldito izquierdista de mierda,jaja me da risa tu judeofobia,pueblo palestino,cual? nunca existio malditoanimal estupido e ignorante,tenias que ser hijo de indios asquerosos chaparros color de mierda e inferiores,los judios son tus amos y eso te duele maldito tercermundista nariz de cacahuate culo negro,me cago en tu puta e india madre

jajajaja, renegado rules!! qué bueno que dejas comentarios como el de arriba. XD gonzález de alba ya perdió todos los tornillos, está obsesionado tanto con AMLO como con EPN. pobre con sus amores imaginarios no correspondidos. XD saludos!!

Dices que alba no apoya el dialogo civilizado y ve, tu blog es un Rosario de insultos homofobicos. Patético sin duda y bastante ilustrativo.

Me gustó lo que escribiste, leo los comentarios y me da mucha pena que la gente esté tan llena de odio.

Gracias

Excelente señalamiento, Renegado Legítimo. Les duele que se les señale sus verdades, y por eso se les cuecen las habas para reprimir lo que se publica en Internet.

Por eso la rabia patética y miseranda de comentarios como los del primer "Anónimo", que no tiene los tamaños para dar la cara.

Totalmente de acuerdo con tu señalamiento al chocheante de González de Alba.

Tanto encono obesivo de los medios y sus corifeos contra AMLO es bastante sintomático. Muy sospechoso y, para colmo, patético.

Saludos.

Tal parece que el homofibico eres tu verdad?

Debo aclarar que no soy ni priista ni panista ni nada de eso, soy un ciudadano. Creo que cualquier persona es libre de opinar lo que quiera como tu lo estas haciendo y como El Sr Gonzalez de Alba hizo, la poca tolerancia a la expresion es el mal que nos aqueja , asi que si deseas respeto para tu gran candidato tirano, empieza respetando lo que los demas piensan

que pena da una persona que se nota no vivio lo del 68 y que descrima a uno de los ex lideres por preferencias sexuales, se nota tambien que es un seguidr de Lopez lo felicito por perdedor y no se olvide NUNCA VIVIO LO DEL 68 asi que su voz y voto no cuenta solo los que los vivimos.

Que pena me dan los comentarios hacia el Sr. Gonzalez de Alba, ojala alguno de estos ignorante, pejezombies se educaran tantito, e investigaran de el, el ya luchaba por un pais mejor, cuando el peje todavia no se habia inscribia en el pri, creador y fundador de la jornada, del PRD, y de tantos movimientos sociales, y si ven como rencor las criticas a Obrador que faltos de vision, es solo que a el no le pueden contar de izquierdismo, de movimientos sociales, mucho menos de democracia, y muchisimo menos de intolerancia y represion, la conocio muy bien, y el peje no conoce de democracia, izquierdismo o movimientos sociales, pero si de intolerancia y represion, por ultimo pobre wey si piensas que con tu peje mejoraras este pais, aclaro no soy prianista, mi afiliacion es del PRD, desde hace 20 años

A Gonzalez de Alba le va bien hacerse la diva. Se trata del síndrome de la loca ofendida. Su histrionismo lo lleva a hacer y lanzar ofensivas para hacerse notar. No hubo mayor mérito de este personaje, ni antes ni después del 68. Oportunista, eso también.
"Fundamentalista arcoiris" lo define muy bien.