martes, 31 de octubre de 2017

Pemex vende hasta los terrenos del Complejo Petroquímico Escolín

***** ¿Y el sindicato? ¡Bien, gracias!
***** Silencio cómplice de SLQC

Foto del extinto Complejo Petroquímico Escolín

El desmantelamiento de Pemex, otrora la empresa más importante de México, parece no tener fin. Gobiernos priístas y panistas van y vienen, pero la intención es la misma: acabar para siempre con la industria petrolera nacional, para poder vender los recursos naturales al mejor postor.

No les bastó con rematar los yacimientos petroleros a través de los llamados "bloques"; los traidores a la patria que dirigen a la empresa productiva del estado están decididos a deshacerse por completo de la que en su tiempo fue la empresa paraestatal orgullo de los mexicanos.

¿Alguien recuerda a los funcionarios priístas que aseguraban que con la reforma energética no se vendería "ni un tornillo" de Pemex? Pues esos cínicos no nada más vendieron los tornillos, las plantas, las refinerías, los ductos, los pozos; esos miserables vendieron hasta ¡los terrenos! donde alguna vez operaron complejos petroquímicos que pusieron a México en los reflectores a nivel internacional.

Para muestra, está la convocatoria a las licitaciones públicas SUAP-I-33/17 y SUAP-I-34/17, en las que Pemex remata dos fracciones del terreno en donde antaño se ubicara el Complejo Petroquímico Escolín, en Poza Rica, Veracruz. Uno de los terrenos tiene una superficie de 602,507.99 metros cuadrados, y lo ponen a la venta en la "módica" cantidad de MIL QUINIENTOS SETENTA Y DOS MILLONES DE PESOS ("bara-bara"); el otro, de poco más de 30 mil metros cuadrados, se ofrece en sesenta y ocho millones de pesos.

Fuente: Pemex

Sí, leyó usted bien: la banda de ladrones encabezada por José Antonio González Anaya ha puesto a la venta ni más ni menos que la superficie de tierra donde durante años operó el Complejo Petroquímico Escolín, hoy desaparecido porque fue desmantelado y vendido como chatarra, negociazo con el que se hincharon de billetes varios subgerentes de Pemex en esa ciudad petrolera, y por supuesto los corruptos líderes sindicales dirigidos por el vulgar cacique Sergio Lorenzo Quiroz Cruz. Por cierto, a este pseudo líder ignorante adicto a las porras y los aplausos de sus agremiados, habría que preguntarle: ¿con qué cara se atreve a decir que representa a los trabajadores petroleros y dizque defiende sus intereses? Lo único que ha hecho es ponerse de rodillas y decir que sí a todo lo que los funcionarios de Pemex le ordenan, no vaya a ser que le saquen su expediente negro si se le ocurre ponerse "rebelde". O como dicen las malas lenguas: "cuando tienes 300 camiones rentados a la empresa, ni modo que te pongas a darle de patadas al pesebre" ¡ay ojón!

¿Reactivación de Pemex? ¡Jajaja!

De tal manera que si los trabajadores petroleros de Poza Rica esperaban la "reactivación" prometida (promesa casualmente hecha previa a las elecciones de 2018), pueden esperar sentados: NO HABRÁ REACTIVACIÓN sino remate de Pemex; su líder sindical LOS ESTÁ ENGAÑANDO OTRA VEZ con la promesa de contratos que NUNCA LLEGARÁN, pero mientras ahí los van a tener: aplaudiendo en las asambleas, pasándoles lista en el "besamanos" de los sábados a las 7am, "haciendo labor" (de gratis) barriendo calles y parques porque al también alcalde no le alcanza ni para pagar la nómina de empleados del Ayuntamiento (el Ali-Babá pozarricense y sus Cuarenta directores muncipales no quieren dejar un solo peso en las arcas). Desengáñense, amigos transitorios: no volverán a tener contrato porque para empezar ya no habrá ni siquiera empresa donde laborar.

Reacciones:

0 comentarios: