martes, 31 de diciembre de 2013

2013: El año de las diez derrotas

En la historia de la Segunda Guerra Mundial, 1944 fue designado por los historiadores de la extinta Unión Soviética como "el año de las diez victorias", conmemorando el número de batallas ganadas ese año por el Ejército Rojo contra los invasores nazis. Como analogía a ese evento histórico, he titulado a este post "el año de las diez derrotas", en alusión a los acontecimientos ocurridos en México en este año que termina, que representan duros reveses para la democracia y la soberanía nacional.

Estas fueron las diez derrotas de la izquierda mexicana en 2013:


10. El incremento de la violencia

Si pensábamos que con Felipe Calderón íbamos camino de una guerra civil, en apenas un año del gobierno de Peña Nieto hemos visto que la violencia criminal no sólo no se ha detenido, sino que se ha incrementado de manera escandalosa. Apenas el 21 de marzo EPN prometía una "reducción sensible" de la violencia en su primer año de gobierno; hace unas semanas Human Rights Watch calificaba este primer año de "decepcionante" en materia de seguridad, y acusaba que la estrategia que el gobierno mexicano tiene en esta área simplemente no funciona. Hoy por hoy, los mexicanos nos sentimos menos seguros que hace un año, y más vulnerables a los abusos de las propias fuerzas de seguridad que deberían protegernos...


9. Caminito de la escuela... privatizada. La reforma educativa y la represión contra la CNTE

Durante semanas, profesores pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) provenientes de Oaxaca, Chiapas, Veracruz y otros estados, paralizaron las actividades escolares en sus estados, y desquiciaron el tránsito en la capital del país. Protestaban por la llamada "reforma educativa" (en realidad una reforma laboral) que cercenaba sus derechos como trabajadores. No pocos capitalinos, aturdidos por la propaganda fascista contra la CNTE, manifestaron su rechazo a los maestros en plantón exigiendo "mano dura contra esos revoltosos"; de igual forma, en sus lugares de origen algunos padres de familia clamaban por "escarmentarlos"... hasta que la reforma entró en vigor y con ella, esos mismos padres de familia cayeron en la cuenta de que ahora tendrían que hacerse cargo de los gastos de sus escuelas...


8. Las chicanadas del IFE contra Morena 

Primero fue, en 2012, la declaratoria del IFE de que  Peña Nieto y el PRI "no habían violado la ley electoral", a pesar de las abrumadoras evidencias de que el tricolor y su candidato presidencial derrocharon millones de pesos y emplearon dinero de procedencia ilícita para comprar votos en la elección. Pero en este 2013 el Instituto dio un paso más allá y, en un alarde kafkiano, acusó a AMLO de rebasar los topes de campaña, y multó al PRD por ello. Y por si quedara alguna duda de para quién trabaja el IFE, el 16 de diciembre, en un comunicado confuso y ambiguo, deslizó la idea de que Morena "no reúne suficientes afiliados" para convertirse en partido político, dato que es falso, y fue desmentido por Martí Batres, presidente de la organización. En el descrédito absoluto, convertido en un bufete legal al servicio del PRI y de Peña Nieto, el IFE se cuenta entre las bajas de la democracia en esta "república restaurada" tricolor.


7. El pase de México al Mundial de futbol

Aclamado por las televisoras como si de un triunfo nacional se tratase, el sufrido boleto conseguido por una decepcionante Selección Mexicana de futbol para acudir a la cita mundialista en Brasil 2014 representa una doble derrota para nuestro país. En primer lugar, un pueblo al que las televisoras mantendrán como rehén del "deporte nacional", manipulando los sentimientos más primitivos de las masas que, ávidas de distractores y renuentes a enfrentar su realidad, buscan evadirla a través de un balón. En segundo, el negociazo que el mundial de futbol representa para Televisa, la verdadera dueña de el equipo de todos, hace que Emilio Azcárraga, ese junior arrogante que se jacta de imponer hasta presidentes de la república, respire aliviado: con la prole futbolera contenta porque nos vamos al Mundial, su fortuna personal aumentará aún más en 2014.


6. Manifestaciones del #1DMx: los granaderos de Mancera, impunes

El 1 de diciembre de 2012, en el día inaugural de la administración de Peña Nieto, numerosas organizaciones sociales se manifestaron en contra del nuevo presidente. Durante el operativo implementado por la policía del DF para contener dichas manifestaciones, los elementos de seguridad incurrieron en irregularidades: dejaron actuar a un grupo de aproximadamente 50 halcones que protagonizaron desmanes y hechos violentos, y por otro lado detuvieron a casi 100 ciudadanos que no habían cometido ningún delito, ejerciendo incluso violencia física contra ellos (Vea el video del anciano que es golpeado por los granaderos por cometer el delito... ¡de regalarles un libro!). A un año de distancia, no sólo no ha habido castigo contra los policías responsables, sino que además, en las protestas conmemorando ese acto represivo de un gobierno supuestamente de izquierda, los granaderos del DF... volvieron a solapar a grupos de choque que infiltraron las protestas, y volvieron a detener a ciudadanos inocentes, de igual forma ejerciendo violencia física contra ellos. Y cada vez más ciudadanos lo admiten: haber elegido a Mancera como Jefe de Gobierno resultó ser una derrota para la izquierda mexicana...


5. Reforma hacendaria: pobres más pobres y políticos más ricos

A partir del 1 de enero de 2014 los mexicanos seremos, en términos reales, más pobres que en este 2013. El poder adquisitivo se verá menguado por la aprobación de la reforma fiscal, avalada por el PRI en alianza con el PRD chucho. Apenas iniciado el año, el incremento de precios en casi todos los productos y servicios de la canasta básica hará polvo el raquítico aumento al salario mínimo, dejando a millones de mexicanos más pobres que antes. Bueno, no a todos: los diputados y miembros del gabinete presidencial peñista ganarán mucho mejor el año que viene. Dolorosa derrota para quienes sobreviven apenas con 60 pesos diarios, mientras hay servidores públicos que percibirán un sueldo 250 veces mayor.


4. La izquierda rinde la plaza: Mancera entrega el Zócalo al PRI

Durante años fue el bastión por excelencia de los movimientos democráticos en este país. Las fuerzas progresistas siempre encontraron en la Plaza de la Constitución, en la Ciudad de México, un punto de reunión y una tribuna desde donde su voz llegaba a todos los rincones de la patria. Hasta que el violento desalojo de los maestros de la CNTE que ahí acampaban, marcó el inicio de la PRI-vatización del Zócalo. La Policía Federal tenía prisa por barrer con los maestros rebeldes: había que colocar a como diera lugar una muralla que impidiera el acceso al Zócalo de sujetos indeseables, por ejemplo los miles de mexicanos que, convocados por Andrés Manuel López Obrador para defender el petróleo, debieron conformarse en dos ocasiones con celebrar su mitin en sedes alternas. Durante todo el tiempo que duró la ocupación de la plancha del Zócalo, el Jefe de Gobierno del DF no expresó ni el más leve desacuerdo con el cerco anticonstitucional desplegado ni más ni menos que frente a sus oficinas. El pretexto era lo de menos; daba lo mismo que fuera un centro de acopio para damnificados, o una feria del libro: al gobierno de Mancera le interesaba dejar en claro una cosa: a partir de 2013, está prohibido protestar en el Zócalo contra el PRI.


3. Un infarto (in)oportuno

El 3 de diciembre comenzó a correr la noticia: Andrés Manuel López Obrador, el más importante e influyente líder social de México, sufrió un infarto agudo al miocardio. Aunque por fortuna salió con bien del cuadro crítico, el obligado reposo y la suspensión de sus actividades justo en los días más álgidos de la lucha por la defensa del petróleo desinflaron notoriamente no sólo al Movimiento de Regeneración Nacional, sino al conjunto de la izquierda mexicana para quien AMLO representa una figura icónica. Nunca sabremos qué tanto influyó la ausencia de López Obrador en la apatía mostrada por el grueso de la sociedad mexicana a la hora de oponerse a la entrega de los hidrocarburos; su desaparición repentina del escenario, obligado por las circunstancias, representa sin duda una derrota para la lucha democrática en este país.


2. El extraño caso de la gente que quiso un Metro más caro

Prometió en su campaña que cuando fuera Jefe de Gobierno la tarifa del Sistema de Transporte Colectivo (Metro) no aumentaría. "No hay necesidad", declaró. En este 2013, apenas en el primer año de su gestión, propuso incrementar el precio del boleto de 3 a 5 pesos; un aumento del 66%. Miguel Ángel Mancera argumentó que "se hizo una encuesta" y que en ella, la mayoría de los capitalinos votó por pagar más por este servicio de transporte. La creatividad de la sociedad le respondió con un #PosMeSalto, pero a partir del 13 de diciembre, los usuarios del Metro deben agradecerle a Mancera el tener que gastar más en transporte público en el DF.


1. Reforma energética: la madre de todas las derrotas

Putos TRAIDORES DE MIERDA
Les tomó más de 70 años, pero las grandes petroleras internacionales volvieron por sus fueros: a partir de 2014, gracias a los diputados y senadores del PRI y del PAN, el petróleo será de nuevo un recurso en manos de los extranjeros. Mucho se especuló que la pretensión de Enrique Peña Nieto de culminar esta traición a la patria podría ser la gota que derramara el vaso de una sociedad mexicana perpetuamente agraviada por sus dirigentes. En los hechos, a los priístas y panistas les fue tan fácil cometer el robo, que incluso lo festejaron con cínicas carcajadas. Los nuevos socios autóctonos de las empresas petroleras que vendrán a saquear al país tienen motivos para estar contentos: su traición a la patria, verdadera derrota final de este México agonizante, les redituará seguramente muy jugosos dividendos. El triunfo de la escoria, y la derrota de un pueblo que algún día fue digno.

Reacciones:

0 comentarios: