jueves, 16 de septiembre de 2010

El Grito con AMLO: la otra noche de Tlatelolco

15 de septiembre, 9:00pm. Salgo del metro Tlatelolco y me interno en los pasillos y jardines del conjunto habitacional del mismo nombre. Primera vez que camino por estos rumbos, algunos me advertían que "tuviera cuidado", que el lugar está "medio chacal" y demás consejos... En realidad no tuve chance de preocuparme por que me fuera a pasar algo, éramos decenas los que caminábamos acompañándonos unos a otros, todos en dirección a la Plaza de las Tres Culturas. A lo largo de la caminata había mantas señalando la dirección a seguir.



Cruzo el Eje Central, con poco tránsito pero no totalmente cerrado a la circulación, por lo menos no en este tramo. Veo muchas patrullas de la policía capitalina, así como una valla de agentes de esta corporación, distribuidos a lo largo de la entrada a la plaza.

Nunca había venido a la Plaza de las Tres Culturas. La referencia inmediata e ineludible al movimiento estudiantil, la carga emotiva de este lugar histórico, se sienten de pronto cuando atisbo desde el paso a desnivel la explanada.



Sin duda no sólo los capitalinos se han dado cita en este lugar para celebrar junto a su Presidente Legítimo esta fecha. Contingentes de todo el país acompañan este festejo, esta auténtica fiesta popular. Nada que ver con la Disneylandia del Zócalo; aquí está el pueblo, la gente concientizada, los que no se dejan embaucar por la teledictadura que hoy domina, o pretende dominar, en este país. Ni de lejos se gastan aquí los 2,900 millones de pesos que se han tirado a la basura en la frivolidad zocalera. Con ese dinero se podría dar de comer a mucha gente necesitada. Se podrían hacer obras, infraestructura, se podrían dar apoyos al campo, se podrían... tantas cosas. Y para lo único que servirá ese dinero es para narcotizar imbéciles que aplaudirán a los "artistas" y a los soldados extranjeros que mancillarán una vez más a México desfilando al lado de nuestras relavadas fuerzas militares.



Cuando llego a la zona cercana al templete, veo que ya está llena. Amigos me comentan que llegaron desde las 6 de la tarde para "agarrar buen lugar". Desde los departamentos de los edificios que rodean la explanada, las familias se asoman para ser testigos desde sus palcos de honor de este momento histórico, en que un pueblo con esperanza acude al llamado de su presidente para conmemorar a la patria.



Son muchos los mensajes que veo en las mantas y cartulinas que la gente preparó y llevó para la ocasión. Una cosa queda clara: la sabiduría popular no se equivoca:


La zona de prensa frente al templete está repleta; hay periodistas de todos los medios de comunicación, hasta de aquellos que jamás, ni por error, sacan una nota de AMLO como no sea para criticarlo. Ahí están también los reporteros de Televisa, desquitando su sueldo pero a sabiendas de que lo que ahí graben nunca saldrá al aire. A menos, claro, que se trate de armarle una campañita idiota de difamación y odio, como sólo Azcárraga lo sabe hacer.


En el siguiente post subiré videos del grito.

Reacciones:

1 comentarios:

HOLA RENGADO.
Te comento que tambièn fuí partícipe del grito de AMLO en la plaza de las tres culturas, me gustó mucho el entusiasmo de las personas,de seguir luchando y el no perder la esperanza de poder cambiar a México. Al finalizar el evento mi familia y yo nos dirijimos a la estaciòn del metro tlatelolco donde un grupo grande de personas seguidoras de Andrès Manuel siguieron gritando consignas en contra del mal gobierno, por supuesto que nos unimos a ellos y fuè un rato muy divertido todo el andèn del metro coreando ¡PRESIDENTE, PRESIDENTE! Y MUCHAS COSAS MÀS,desafortunadamente el video que tomò mi sobrina son muy pequeños ojalà que alguien de los tantos que ahì estuvimos pueda subirlos a la red, para demostrar el apoyo que muchos le seguimos brindando.
Me despido y te felicito por tu blog, es la primera vez que lo leo pero prometo seguirlo.
hasta pronto.